Blog Oficial de la Porra Fresa

"Una mentada de madre en la calle ofende, pero una mentada de madre dentro de la Arena Puebla hace que el ambiente comience a calentarse y se disfrutan mas las Luchas. 63 Aniversario Arena Puebla"

Buscar este blog

miércoles, 6 de febrero de 2013

29 Años de la partida del luchador más emblemático de México

.
.

Fue uno de los luchadores mexicanos más famosos y reconocidos a nivel mundial; con casi cuarenta años de carrera como profesional, un ícono de la cultura popular, leyenda del cine de culto, héroe y símbolo de la justicia para el hombre común, un personaje que trascendió el ámbito de la lucha libre y se transformó en una símbolo nacional.


Rodolfo Guzmán Huerta, nació el 23 de Septiembre de 1917 en Tulancingo Hidalgo, fue el quinto de siete hijos. Su familia llegó a la Ciudad de México en los años 20 para asentarse en el barrio de Tepito. Inicialmente practicó béisbol y fútbol americano, pero después se interesó por la lucha libre, además de aprender Jiujitsu y lucha olímpica.

Aunque no se conoce exactamente la fecha de su debut profesional, se sabe que fue durante los años 30, que usando los nombres de: Rudy Guzmán, El Hombre Rojo, El Enmascarado, El Incógnito, El Demonio Negro, El Murciélago II, comenzó su carrera en el mundo de los costalazos. Hasta que en 1942 su entrenador, don Jesús Lomelí, estaba armando un nuevo equipo de luchadores, todos con vestimentas plateadas, y quería que Rodolfo fuera parte de este grupo, le sugirió tres nombres: El Santo, El Diablo, o El Ángel, y Rodolfo eligió el primero, dando origen a la leyenda del “Enmascarado de Plata”.


El 26 de abril luchó en La Arena México por primera vez como El Santo, aunque en un inicio combatía en el bando de los rudos, se cambió al de los técnicos para obtener mayor apoyo de parte del público. Rápidamente desarrolló su propio estilo, sumado a su agilidad y versatilidad que lo hicieron muy popular entre los aficionados al “catch”.

A principios de los años 40, se convirtió en protagonista de una historieta semanal editada por José G. Cruz, que duró hasta la década de los 80. A finales de los 50, Fernando Osés, invitó a Guzmán a incursionar en el mundo del cine, propuesta que aceptó, estelarizando sus dos primeros largometrajes, Santo contra el Cerebro del Mal y Santo contra los Hombres Infernales, ambas estrenadas en 1958, y dirigidas por Joselito Rodríguez.

El estilo de estos filmes, fue esencialmente el mismo durante las 52 películas que protagonizó, argumentos donde él era un superhéroe luchando contra; criaturas sobrenaturales, científicos locos o el crimen organizado. Muy similares a las películas y series de televisión clase B de los E.U., bajo presupuesto y argumentos fantásticos, algo que en Europa se conoció como “El cine surrealista mexicano”. Santo jamás perdió su máscara en luchas de apuestas, además de crearse el mito de que nunca se la quitaba, retirándose de los encordados en 1982.

El 5 de febrero de 1984 murió de un infarto de miocardio después de una actuación en el Teatro Blanquita, unos días después de haberse quitado la máscara y mostrar su rostro en el programa de Jacobo Zabludovsky.  Al día siguiente fue sepultado en Mausoleos del Ángel ante 10 mil personas que fueron a despedirlo, así como varios luchadores, entre ellos; Black Shadow y Blue Demon, quienes cargaron con el féretro de su compañero.

Guzmán se casó con María de los Ángeles Rodríguez Montaño (Maruca), una unión que produciría diez hijos: Alejandro, María de los Ángeles, Héctor Rodolfo, Blanca Lilia, Víctor Manuel, Miguel Ángel, Silvia Yolanda, María de Lourdes, Mercedes y Jorge Guzmán Rodríguez, el herdero de su leyenda,El Hijo del Santo.

.
Fuente: Plantilla Deportiva/ERNESTO PINEDA ÁNGELES
.
.

No hay comentarios:

Publicar un comentario