Blog Oficial de la Porra Fresa

"Una mentada de madre en la calle ofende, pero una mentada de madre dentro de la Arena Puebla hace que el ambiente comience a calentarse y se disfrutan mas las Luchas. 64 Aniversario Arena Puebla"

Buscar este blog

miércoles, 22 de enero de 2014

Tres años después ¿El regreso de Nacho?...y de los coliseinos.

.
.
Estamos a días de que se cumplan tres años de que el entonces conocido como Místico, ahora Sin Cara, tuvo su última presentación para el CMLL para irse a trabajar con la WWE. En aquel entonces el anuncio fue sorpresivo, más no lo fueron las intenciones de la empresa gringa hacia el luchador mexicano, quien fue recibido con todos los honores, y no era para menos, estábamos hablando del luchador de la década pasada, de la máxima estrella de la empresa de lucha libre más antigua del mundo. Durante años sus partidarios nos cansamos de exaltar sus virtudes y de rebatir las infundadas criticas hacia su desempeño, hablábamos de una estrella que se encontraba muy por encima de sus compañeros de generación y aunque las criticas absurdas aparecían por doquier, el hecho de que la WWE, la NJPW y el propio CMLL, las tres empresas más importantes en cada capital de la lucha libre, se disputaran sus servicios, nos permitía advertir del tamaño del coloso del que estábamos hablando. El tiempo, como en otras ocasiones, nos dio la razón a quienes siempre le dimos un voto de confianza a "Nacho".

En un contexto de bajas entradas iniciado en el ya lejano 2008, la partida de "Nacho" del CMLL supuso para la empresa la perdida de su máxima estrella y para el luchador representaba no solo la re-afirmación de lograr ser, por segunda ocasión, el luchador de la década sino de ser aclamado por una audiencia mayor, y por supuesto, conseguir los anhelados dolares. 

WWE le dio una bienvenida poco usual para un elemento recién llegado a la empresa, le dio un trato de super estrella y un reconocimiento tácito a sus logros conseguidos en México -cosa que muy pocas veces suele hacer la empresa gringa-. La WWE, muy experimentada en esto de crear éxitos, resolvió con un tronar de dedos lo que para la tradicionalmente pesimista afición mexicana eran problemas infranqueables, el idioma, el estilo y un nuevo personaje. La WWE no se metió en problemas y prácticamente calcaron el diseño de la mascara fusionada de Místico/rudo y optaron porque Sin Cara, el nuevo personaje de "Nacho" fuera "mudo". Problema resuelto. 

Faltaba solo una parte para cerrar las pinzas, todo lo demás estaba resuelto, faltaba el desempeño en el ring.
En realidad las semanas, meses e incluso años posteriores a su firma con la WWE pueden resumirse en muy pocas lineas y es que, en honor a la verdad, no ha pasado nada relevante
en su carrera durante este periodo de tiempo. Inicialmente, y tal como lo escribí en su momento, si advertí poca capacidad técnica de sus colegas, nula colaboración de sus compañeros y mucha mala leche, ganas de cruzarlo y hacerlo quedar mal -problema del que también en su momento fueron victimas Sicodelico y Dos Caras Jr.- Pero hay que ser justos, ese podría ser un problema de semanas, tal vez de meses, no un problema de tres años. Las constantes lesiones, problemas de vestidor y la nula voluntad/capacidad de dominar el idioma son algunas de las notas por las que "Nacho" se ha dado a conocer durante este periodo de tiempo.

Lo más redituable de su estancia en la WWE hasta ahora se resume en mostrar lo que para algunos de nosotros siempre fue evidente; que las comparaciones con Rey Mysterio eran estúpidas e injustas para ambos, que Místico de Ciudad Juarez era, es y seguirá siendo un mal chiste cuya única gracia es haber registrado a tan controvertido personaje y para que muchos de sus otrora detractores, incluyendo periodistas, ahora se hayan convertido en fervientes devotos capaces de tirar sus cuerpos al suelo para que "Nacho" camine por encima de ellos sin tener la necesidad de ensuciarse las botas.

Hoy día su salida de la WWE es una posibilidad latente, y de ser así su paso por dicha compañía podría resumirse en una sola palabra, fracaso, así tal cual, pues del hombre que se convirtió en el luchador de la década pasada y que en su momento fue disputado por las tres mas grandes empresas, se esperaría todo, menos intrascendencia. Su firma, presentación y debut eran encaminados a que fuera una de las super estrellas de la compañía y se convirtiera en punta de lanza para conquistar al mercado hispano, objetivo que a fin de cuentas no se logro. Así que más allá de los halagos, las posturas pusilánimes tendientes a realizar propaganda y la falta de valor de los periodistas para hacer preguntas incomodas, hay que aceptar que estaríamos en la antesala de un fracaso, así de simple.

Los años no pasan en balde, las criticas se dan de momento a momento, la década pasada ya le dio a "Nacho" un lugar en la historia y si en su momento la WWE se llevó no solo a lo mejor de México, sino a un coloso de talla mundial, el día de hoy ni siquiera podemos hablar de que "Nacho" se encuentre dentro de los diez mejores luchadores de México -dudo incluso que sea un top 25- No obstante, por el tradicional morbo y la falta de análisis que hay en los medios que cubren la fuente, pareciera que estamos hablando de la potencial salida de Brock Lesnar o John Cena y no de la que seria una salida por la puerta trasera, una salida con mas pena que gloria, de uno más de los proyectos de la WWE que con miras a lograr un "hit" se topan con el fracaso -esta vez por razones poco atribuibles a la compañía..

¿Su futuro en México? De concretarse su salida creo que su destino mas probable seria con la Triple A. "Nacho" ya no tiene lugar en el CMLL, la relación entre empresa y luchador es inexistente, no hay probabilidades de verlo de vuelta. Además, mientras que durante todo este tiempo en que la WWE le aposto al éxito de "Sin Cara", la Triple A le aposto al fracaso del mismo y fueron tejiendo una red en donde prácticamente cobijaron a toda la familia del tepiteño para preparar su incorporación a la empresa. 

Mediaticamente hablando indudablemente hay una noticia, pero cualquier análisis serio debe de ver más allá del morbo y centrarse en los fríos pero contundentes números, no estaríamos hablando, como muchos lo hacen desde ahora, del regreso del rey sino de un retorno por la puerta trasera. Otra cosa seria si habláramos de Alberto del Río, pero estamos hablando de un luchador que lleva tres años en la sombra, luchando muy por debajo del nivel que mostró en México y que presenta ahora un mayor número de lesiones. 

Creo que firmar con Triple A evitara que los medios de prensa y televisión hagan juicios severos de su paso por la WWE -lo que no sucedería en caso de firmar con el CMLL- y creo también que "Nacho" aún conserva el talento suficiente para recuperarse, tal vez ya no para dominar dos décadas como inicialmente se contemplo, pero si para tener, luego de su recuperación, uno o dos años de buenas promociones.


Al tiempo.
.
Fuente: Cesar/Los Coliseinos
.
.

No hay comentarios:

Publicar un comentario