Blog Oficial de la Porra Fresa

"Una mentada de madre en la calle ofende, pero una mentada de madre dentro de la Arena Puebla hace que el ambiente comience a calentarse y se disfrutan mas las Luchas. 64 Aniversario Arena Puebla"

Buscar este blog

miércoles, 26 de octubre de 2011

A 18 años de la partida de Oro

.
.


Oro (QEPD

Hace 18 años la lucha libre dejaba en claro que cada batalla es un volado donde se juegan los deportistas la vida y la muerte, la Arena Coliseo del DF sería el último templo por donde desfilara Oro, luchador tapatío que se destaco en los años ochentas  como uno de los primeros grandes voladores e inspiración de muchos luchadores en las décadas posteriores.

Sería un aparente y rutinario lazo al cuello de Kahoz quien lo mandase a la lona golpeándose la cabeza que a la postre desato un dolor que lo obligo a bajar del ring y salir en camilla rumbo al vestidor del cual camino al hospital perdería la vida.

Muchas son las leyendas y anécdotas que existen alrededor de su muerte ya que algunos como el réferi Pompín cuenta, a su consideración Oro ya venía tocado de esa zona por que en varias ocasiones señalaba dolores de cabeza y eso en un principio podía ser rutinario por tantos golpes al volar o los propios azotones pero sin imaginar que eso sería un indicio de su triste final.

La afición no lo olvida



Oro además de ser un buen gladiador dejo huella como persona pues no existe una sola persona que a la fecha pueda decir algo malo al respecto de su comportamiento con y sin máscara, si bien no era la máxima figura del momento, lo cierto era que por su manera de ser muchos se acercaban con mayor confianza a saludarlo o pedirle el tradicional autógrafo.

Para este festejo Oro podrá reencontrarse con la afición el próximo 1 de noviembre, “día del aficionado”,  en la ofrenda monumental que suele elaborar el CMLL en la entrada principal de la Arena México, donde se tendrán invitados de honor que apenas se nos acaban de adelantar como el maestro Panchito Villalobos y el Dr. X.

.
Fuente: Kaiser Sport
.
.

No hay comentarios:

Publicar un comentario