Blog Oficial de la Porra Fresa

"Una mentada de madre en la calle ofende, pero una mentada de madre dentro de la Arena Puebla hace que el ambiente comience a calentarse y se disfrutan mas las Luchas. 63 Aniversario Arena Puebla"

Buscar este blog

martes, 1 de septiembre de 2015

Los años no pasan en balde.

.
.

Siete años, dos meses y once días después reapareció el Dr. Wagner Jr. en el CMLL. Innumerables conflictos con la empresa y algunos de sus compañeros llegarían a su término aquella noche de martes cuando, en un mano a mano, agredió a un aficionado al arrojarle una de las sillas destinadas para los comentaristas. El llamado "Galeno del Mal" ya no se presentaría en la función del día viernes de esa misma semana, su relación con el CMLL había concluido.

Los tiempos cambian, de hecho, ya habían cambiado aquella noche. Dr. Wagner Jr. y Atlantis intentaban revivir una rivalidad que había ayudado a construir el boom del nuevo milenio pero que, tras el desarrollo del mismo, había quedado relegada por las rivalidades protagonizadas por Místico. Aquella noche, como señal de los tiempos de cambio, Atlantis subió como rudo y el junior lo hizo como miembro del bando técnico. Quien lo dijera, tras el penoso incidente protagonizado por Wagner, Atlantis iniciaría su regreso al bando técnico. A partir de entonces "el ídolo de los niños" iniciaría el camino que más adelante lo acercaría a candidatearse como leyenda del pancracio.

Esa semana quedó un lugar vacante para la lucha semifinal del día viernes. Casualidad o no, el lugar dejado por Wagner fue ocupado por Volador Jr. Luchador que con el tiempo se convirtió en el rudo favorito de la afición coliseína. ¿Caprichos del destino? No lo creo.


Mientras Wagner y otras figuras abandonaron al CMLL para construir al nuevo mito independiente, en la empresa de los Lutteroth se dio inicio a un proyecto que, aunque raras veces ha sido acompañado por el éxito taquillero, se fijó la meta de crear nuevas figuras. Meta que lograron cumplirse parcialmente, pues si bien varios coliseínos y ex coliseínos han alimentado las filas de otras empresas, lo cierto es que no se ha
cumplido con el factor taquilla, sin embargo, la consolidación de nombres como La Sombra, Rush y Volador Jr. no fue gratuita, es resultado de un trabajo. ¿Existe una animadversión hacia ellos? desde luego, pero esta viene de parte de la afición no coliseína. Ellos y otros luchadores consiguieron ganarse un lugar en el corazón de los aficionados más leales al CMLL. Esta afición, la que fue leal, les valora el esfuerzo, la lealtad, el compromiso y han aprendido a querer a un elenco que a tropezones ha logrado mantenerse en sitios estelares y con más de una victoria a nivel empresas.


¿Qué quiero decir con esto? Que el mundo no se detuvo cuando se fue Wagner Jr., la vida siguió su curso, él le aposto a un proyecto independiente en donde a menudo tampoco cumplía con el éxito taquillero que presume tener (mismo caso de LA Park). Durante todos estos años (y ya desde un poco antes) se empezó a mitificar al circuito independiente al atribuirles cualidades de excelencia que rara vez sostienen en los hechos. En fin, eso es parte del mito, eso pertenece a un sector de aficionados que han comprado esa idea, idea, que tal y como se vio anoche, no es compartida por la afición coliseína.

El CMLL ha trabajado para un sector minoritario, de acuerdo, pero minoritario en comparación con otras temporadas del propio CMLL pues si el comparativo se hace con otras empresas, el saldo es a favor de la empresa de lucha libre más antigua del mundo. A menudo las decisiones son erradas, a menudo han cortado proyectos y se han sacado otros de la manga. Ser aficionado del CMLL puede ser una experiencia insufrible pero aun en esas circunstancias hubo tiempo para llevar a Atlantis a otro nivel y proyectar a varios nuevos luchadores que en más de una ocasión han alzado la mano para ser reconocidos como el mejor luchador de su respectiva categoría.

Decía el mito que Wagner Jr. y LA Park eran capaces de llenar a la arena México. Yo por mi parte sostenía que eso no era posible, mi argumento era simple: si tienes problemas para llenar foros más pequeños no vas a poder con la imponente arena México. La noche del 28 de agosto del 2015 comprobó mi idea.

Místico rudo, los llamados "Invasores" reforzados con Rayo de Jalisco Jr. y Los Dinamita, Dragón Lee presentándose como el nuevo Místico habían logrado llenar a la arena México en distintas funciones ordinarias. Lo mismo sucedió con Negro Navarro y otro grupo de luchadores en la arena Coliseo ¿Por qué fallaron entonces Wagner y LA Park?

LA Park, luchador de cincuenta años, es un hombre que históricamente no ha sido popular en la catedral de la lucha libre. La arena México es una arena que le cuesta mucho trabajo, por lo mismo, de él no esperaba un gran imán taquillero. Tiene su público, sin duda, están esos tipos que se impactan porque un hombre toma un cable y se pone a golpear a un adversario. Se requieren años de preparación para perfeccionar dicha técnica, sin duda y eso no cualquiera lo pondera.

Por otra parte estaba Dr. Wagner Jr., luchador de cincuenta y un años, hombre que se peleó con medio CMLL: directivos, talento y hasta aficionados. Y no, no me refiero al incidente con el líder de una porra estridente, me refiero a ese grupo de aficionados que desde antes de su salida de la empresa ya estaban hartos de él. Me refiero a ese tipo de aficionados que lo llamaban "diva" o que de plano se referían a él como "la enfermera del mal". ¿Ya se olvidaron de eso? La mayoría lo hizo, no tengo la menor duda, nunca dude de que lo hubieran hecho, pues solo una mente sin recuerdos podía atribuirles propiedades taquilleras a quienes durante su estancia en la empresa también habían encabezado carteles con butacas vacías.

Anoche la zona de gradas no se llenó. La misma se integra por las mismas cuatro zonas que se distinguen en toda la arena: anaranjada, azul, roja y verde. Solo la zona anaranjada fue ocupada en su totalidad.

Los números previos al día viernes eran buenos, pero no tan buenos como para abrir la zona de balcón.
La zona preferente registró una buena entrada pero no logró llenarse. Estimo su ocupación en un envidiable 85 %.

La planta baja de la arena registro la mejor entrada de todas. Cerca del 90 % de ocupación. La suma total de aficionados debió de fluctuar entre poco más, poco menos de 8 mil personas. Una cifra muy buena pero similar a la de otras funciones de súper viernes en donde el CMLL, con su propio elenco, logró plantear un buen cartel.

De lucha no vimos mucho, no era lo primordial, al menos no para mí. Trate de centrarme en los luchadores y las reacciones de los aficionados, con el siguiente veredicto;

Volador Jr.: Dominante sobre La Sombra y parejo con Dr. Wagner Jr. El "chico malo" del CMLL tiene un lugar especial en el corazón de los aficionados. Es de destacar que haya podido mantener “tablas” sus duelos de popularidad con el galeno del mal.

LA Park: Reacción regular tanto en el pasillo como en el anuncio oficial. Menos que Wagner (obvio) y más que Rush. Tiene su público, sin duda, esa audiencia que es capaz de festejarle todo aquello que no requiere preparación técnica pero que, al mismo tiempo, no suelen darse cuenta de los detalles que hace a favor de socios y rivales.

Atlantis: Esta en su momento, tuvo la mejor reacción en el pasillo. No perdió un solo duelo de popularidad, ni ante Wagner, ni ante La Sombra.
Dr. Wagner Jr: La segunda mejor reacción en el pasillo y la mejor en el anuncio oficial. Mejor que LA Park, tablas con Volador y derrota ante Atlantis. Volvió a lo de siempre, a buscar el aplauso, el castigo fue duro, cada vez que lo hacia los decibeles disminuían. Pasó pronto el efecto Wagner.

La Sombra: Perdió con Volador Jr. y perdió con Atlantis. No se ve sólido, parece inseguro, le falta construir un mejor personaje para ser creíble ante un técnico de la categoría del rey de los mares.

Rush: Ya sabemos que gana perdiendo. Es el luchador más odiado del país. Es excelente en su trabajo, una de las joyas del CMLL. Uno de esos tipos que en manos de la mejor versión de Antonio Peña hubiera alcanzado los niveles de ídolo.

No hubo sorpresas, al menos no para quien ha seguido a todos los involucrados. Solo quedan algunas interrogantes ¿cuánto tiempo durará esta campaña? Esa es la duda principal, pues no pocos vaticinamos que esta historia va a concluir con los acordes de "Bad Medicine" sonando en un evento de Triple A.

Es muy difícil volver al Wagner de inicios del milenio, lleva casi una década trabajando en la versión actual, no va a cambiar esa fórmula.

LA Park no hará ninguna de las cosas que se le permiten en arenas chicas, eso queda claro porque no está en un estacionamiento de un Waldo´s, está en la arena México. LA Park y Rush pueden construir la mejor rivalidad a la que se aspire hoy en día: el viejo camorrero en contra del nuevo. Un duelo tan bueno que, al menos anoche, eclipsó a los protagonistas del aniversario 82. Ese es el verdadero LA Park, ese es su real valor, no las sillas, ni los cortes en la frente, su valía radica en su capacidad para leer los momentos aunque a menudo su carácter temperamental lo traiciona. Me gustaría ver a LA Park en un rol que rara vez muestra: la de un conductor, la del maestro, la del tipo que cede la estafeta a un alto precio. Algo en lo que es especialista el Negro Casas.

Siete años, dos meses y once días, el tiempo no pasa en balde, los niños se hicieron hombres y los hombres encontraron la casa muy diferente a como la dejaron. Ojala y todos saquen la mejor versión que cada quien pueda dar de si mismo en la actualidad, ojala y el compromiso sea de verdad y si no lo es, no pasa nada. El CMLL necesita de Wagner y LA Park tanto como estos necesitan al CMLL: mucho y a la vez nada.

Redaccion: Cesar/Los Coliseinos
Foto: Gonzalo López Peralta/Yahoo Deportes
.
.

No hay comentarios:

Publicar un comentario